Residencia Elvira Otal: un abrazo virtual que abre una ventana al mundo exterior

ELVIRA 4 - Residencia Elvira Otal: un abrazo virtual que abre una ventana al mundo exterior

Residencia Elvira Otal: un abrazo virtual que abre una ventana al mundo exterior

Las residencias están potenciando las videollamadas para que los usuarios puedan seguir manteniendo el contacto con sus familiares.

Las residencias de mayores de la Comunidad intentan adaptarse a la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus manteniendo sus rutinas y reforzando actividades lúdicas y talleres que ocupen el tiempo que antes destinaban los usuarios a recibir las visitas de sus familiares. El obligado confinamiento al que se ven sometidos se suple con videoconferencias, llamadas y mensajes de Whatsapp, sustitutos virtuales de los abrazos y besos de sus seres más queridos.

ELVIRA 4 300x197 - Residencia Elvira Otal: un abrazo virtual que abre una ventana al mundo exterior

Irama Zubiaur, directora gerente de la Fundación Elvira Otal de Ejea, aseguró que se han programado más horas de actividades desde terapia ocupacional «para sustituir las horas que los residentes compartían con sus familiares o amigos». Además, por las tardes tienen previsto hacer ciclos de cine y hoy, las personas mayores podrán participar también en una clase de ludoterapia.

El horario está perfectamente definido para que los residentes puedan seguir sus rutinas de comidas y descanso. A las 9.30, una terapeuta comienza con rehabilitación funcional, seguida de gerontogimnasia y estimulación cognitiva y laborterapia. Y otra profesional efectúa, de 10.00 a 11.00, estimulación multisensorial y a partir de esa hora, intervenciones individuales.

De 11.00 a 13.00 y de 15.00 a 17.00 se suceden las videollamadas –unas 20 diarias– además de las telefónicas. Son una ventana que permite a los usuarios mantener el contacto con la vida exterior y tener noticias de cómo están sus hijos, nietos y amigos. Entre las instrucciones que recoge la última resolución del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), se indica que los centros habilitarán medidas telefónicas para el contacto de los usuarios con sus familias.

Antonio Morales, director de Operaciones del grupo Vitalia, con 50 centros de mayores en España, 11 de ellos en Aragón, indicó que los residentes continúan con sus rutinas habituales aunque procuran hacer más actividades y talleres «porque ahora no tienen visitas de familiares». También se hacen «muchas videollamadas» para que puedan mantener el contacto.»Intentamos establecer esta comunicación a través de las nuevas tecnologías», indicó.

En los centros que gestionan se ha apostado por actividades originales y, al mismo tiempo, solidarias. En la residencia Vitalia Expo, por ejemplo, muchos se han animado a confeccionar mascarillas para ayudar a la vez que se entretienen.

FUENTE: HERALDO

No comentario

Realiza un comentario